• Fuerteventura  - Relajarse en la playa
  • Fuerteventura además de la playa y el mar

  • |
Vistas de Cofete en Fuerteventura

Ideas para completar unos días de descanso junto al mar

Unas vacaciones en Fuerteventura son días de relax en los que sentir la conexión con el mar y la naturaleza.  Es un destino para despreocuparse, dejarse llevar o simplemente disfrutar. Además, la isla ofrece originales planes para hacer tu viaje un poco más especial.

Detalle de arena en Fuerteventura
Excursión a la Isla de Lobos

Un traslado en barco de escasos 20 minutos te llevará desde Fuerteventura a Lobos. Se trata de una isla prácticamente virgen y en la que de hecho no encontrarás ni carreteras. Visitarla es pasar una relajada mañana en un entorno paisajístico de gran belleza. Además de bañarte en sus cristalinas aguas, puedes visitar el Puertito de Lobos y sus casitas de pescadores. Incluso, existe la posibilidad de ir a pescar con algunos de ellos o saborear el pescado en el restaurante de El Puertito.

El faro de Lobos, la playa de La Concha y el sendero hasta el cono volcánico de la caldera de La Montaña pueden completar la excursión.

Islote de Lobos, Fuerteventura
Visitas a queserías artesanales

El queso majorero es uno de los productos estrella de Fuerteventura. Se elabora de forma artesanal y ha sido reconocido entre los mejores en los World Cheese Awards en numerosas ocasiones. Su sabor característico es ácido y dulce a la vez y lo encontrarás fresco, semicurado y curado (de sabor más intenso y hasta picante).

En la isla hay diversas queserías que organizan visitas a sus instalaciones y con puntos de venta directa. Por ejemplo, en Betancuria (norte de la isla) puedes visitar las queserías de El Convento y La Villa.

Quesos de Canarias
Saborear la cocina autóctona

La gastronomía es un motivo más para entregarse a la relajación en Fuerteventura. En sus restaurantes de cocina canaria degustarás los famosos quesos majoreros, las populares “papas arrugás” con mojo (una salsa 100 % canaria y que encontrarás verde, principalmente para pescados, y roja, sobre todo para carnes) y recetas muy típicas de Fuerteventura como el cabrito y el sancocho (cazuela de pescado, patata, batata, mojo y gofio).

Algunos de los restaurantes de cocina canaria tradicional que aparecen en la web de Turismo de Fuerteventura son Casa Marco y Mahoh (ambos en Villaverde), Tío Bernabé (en Corralejo) o La Flor de Antigua (en Antigua). Especializados en cabritos al horno son Casa Santa María (en Betancuria) y El Horno (Villaverde), entre otros.

Aprender sobre la isla y sus oficios tradicionales

Fuerteventura posee un museo dedicado  a la vida del campesino. Es el Ecomuseo de La Alcogida y en él se pueden visitar siete casas tradicionales de estilos arquitectónicos diferentes. Asimismo, es un museo etnográfico de la cultura majorera (sobrenombre con el que se reconoce todo lo relativo a Fuerteventura).

La isla ofrece también la oportunidad de aprender sobre algunos oficios tradicionales que aún perviven. Son los casos de la extracción de la sal o la molienda del grano. Por ejemplo, en Las Salinas del Carmen se encuentra el Museo de la Sal y puedes ver cómo funciona actualmente la salina. Mientras, el Centro de Interpretación de Los Molinos, en Tuineje, te permitirá aprender sobre la molienda del grano y, en particular, del gofio (harina de cereales tostados típica de Canarias y muy presente en su cocina). Además, en el faro del Tostón, en El Cotillo, puedes visitar el Museo de la Pesca Tradicional.

Molino de Tiscamanita en Tuineje, Fuerteventura
Descubrir a las tortugas caretta caretta

En Fuerteventura se encuentra el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas de Morro Jable, dedicado a la cría de la tortuga boba y a su repoblación en las aguas canarias. Se puede visitar la guardería y, con un poco de suerte, tendrás  la oportunidad de asistir a una de las sueltas periódicas de tortugas que se celebran en la playa del Cofete. Una vez adultas, las tortugas vuelven a su lugar de nacimiento para desovar y así se consigue su repoblación en las islas.

Otras visitas que te acercarán a la fauna marina de Fuerteventura son las rutas en subcat (una embarcación similar a un catamarán en la superficie y que se sumerge como un submarino) o las salidas al mar para avistar cetáceos. Son frecuentes desde Morro Jable o Caleta de Fuste, por ejemplo.

Tortuga Caretta Caretta en el Puerto del Morro, Fuerteventura
Observar las estrellas

En tu estancia en Fuerteventura puedes pasar una noche distinta mirando al cielo. El área más popular para hacerlo es el Mirador de Morro Velosa, sin contaminación lumínica y con espectaculares vistas del cielo oriental de Canarias. Recuerda llevar ropa de abrigo y prismáticos y aprovecha para encontrar constelaciones fáciles de ver desde aquí como Casiopea.

Cielo estrellado en el Molino del Roque, Fuerteventura
Mercados de artesanía

La artesanía es una de las señas de identidad de Fuerteventura. Para conocerla, una buena visita es el mercado tradicional de La Oliva, abierto todas las mañanas de martes a viernes. En él encontrarás productos locales como los típicos calados majoreros, cuadros al óleo y alimentos como mojos y mermeladas. Por su parte, en Betancuria se encuentra la Casa Santa María, una tradicional casa de campo del siglo XVII. En ella, tendrás la oportunidad de conocer en primera persona la elaboración de múltiples productos artesanales como cerámicas y postales de edición propia. Por último, en La Lajita cada domingo se instala un mercado agro-artesanal que concentra a artesanos y agricultores locales.

Mercado

Actividades

  • Naturaleza 
  • Isla de Lobos: Minicrucero & Snorkel

Salemas de la Isla de Lobos