La esencia del Mediterráneo

Disfrutar de calas de aguas cristalinas color turquesa en las que los veleros parecen flotar, adentrarse en cuevas escondidas, ver faros que desafían al horizonte y vivir atardeceres inolvidables. Así es la vida en la isla más grande de las Baleares, un lugar de paisajes idílicos que pasan de sierra a costa en un momento y que han sido inspiración de escritores, músicos y pintores. El viaje a esta isla puede comenzar en su animada capital, Palma, y continuar por pueblos en los que desconectar del mundo como Valldemosa o Sóller. El clima suave siempre está presente y en cualquiera de sus rincones el estilo de vida y la gastronomía puramente mediterráneos acompañan al viajero. Porque Mallorca es, justamente, vivir el Mediterráneo.

Lugares con encanto

Una de las ciudades más agradables de España para pasear es Palma. Además de conocer su Catedral y su Castillo de Bellver o visitar el museo Es Baluard o la Fundación Pilar i Joan Miró, es recomendable adentrarse en sus patios, comer en restaurantes de cocinas de todo el mundo, comprar en las tiendas exclusivas del Passeig del Born o sentarse al sol en sus cafés.

Aunque apetezca quedarse ahí toda la vida, Palma solo es la puerta de entrada a una isla fascinante. El viajero encontrará pueblos encantadores como Valldemossa, en cuya cartuja se alojaron el compositor Chopin y la periodista George Sand. Muy cerca está Sóller, al que se puede llegar en tren de época. Otras opciones son Deià y los impresionantes jardines de Son Marroig, Pollença y su animado puerto o Alcúdia y sus calas vírgenes.

En cualquiera de estos lugares merece la pena practicar el slow food en alguno de los restaurantes con estrella Michelin, en los puertos o en las pastelerías donde venden la emblemática ensaimada. El plan se puede combinar con compras de artesanía o con relajarse tomando un cóctel en cualquiera de los exclusivos beach clubs de Mallorca.

Mapa de mallorca

Combinación de playas, cuevas y sierra

Las playas mallorquinas son famosas por su belleza de arena dorada y aguas cristalinas. Algunas como la cala de Sa Calobra, en el norte, o la playa d´es Trenc, al sur, parecen sacadas de una postal. El viajero que se anima a hacer una excursión en barco al parque nacional del Archipiélago de Cabrera o a alquilar una embarcación experimenta además el privilegio de fondear en calas a las que no se puede llegar en coche. Por carretera, también se pueden hacer escapadas míticas, como llegar al cabo de Formentor, el punto más al norte de Mallorca y desde donde se obtiene una panorámica bellísima.

Que Mallorca sea un lugar ideal para el senderismo se debe a sus parques naturales como el de Mondragó o a zonas como la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio Mundial y cuyos míticos barrancos bordean la costa noroccidental. La isla también alberga cuevas que parecen sacadas de una novela como las del Drach, donde se puede asistir a un concierto de música clásica, y las de Artà, de las que se ha llegado a decir que inspiraron a Julio Verne.

Ya sea en invierno con la floración de los almendros o en el resto del año con un baño en sus calas, Mallorca siempre resulta inspiradora.

  • Atardecer sobre un velero en Mallorca

  • Ver caer el sol en alta mar.

  • Ver más
  • Atardecer sobre un velero en Mallorca
  • Atardeceres en Mallorca

  • Cae la tarde y Mallorca nos regala otro momento único.

  • Ver más
  • Atardeceres en Mallorca
  • Mallorca: el placer de un concierto en una cueva

  • Ver más
  • Locales originales para una ruta alternativa por Palma

  • Ver más

CÓMO LLEGAR

Icono avión
  • Aeropuerto de Palma de Mallorca
    • Situado a 8 kilómetros de la ciudad de Palma.
    • El servicio de buses Aerotib conecta el aeropuerto de Palma con diferentes municipios de Mallorca sin necesidad de hacer ningún trasbordo.
    • Vuelos directos con numerosas ciudades europeas.
    • Conexiones diarias con las principales ciudades españolas y entre islas.
Icono de barco
  • Por barco
    • Mallorca cuenta con dos puertos principales: el de Palma (la línea 1 de autobús comunica el puerto con el centro de la ciudad y el aeropuerto) y el de Alcúdia.
    • Conexiones diarias de ferries que tienen enlaces con la isla desde Barcelona, Valencia, Alicante y Dénia.
    • Ferries a Ibiza desde Palma y a Menorca desde Alcúdia.

CÓMO MOVERSE

Información práctica
  • Información de interés
    • La mejor manera de desplazarse por la isla es alquilando un coche o una moto. Existen empresas de alquiler en el propio aeropuerto.
    • Los taxis también facilitan moverse por la isla sin dificultad.
Icono de tren
  • Metro o tren
    • La ciudad de Palma cuenta con dos líneas de metro.
    • Los Trenes TIB (Transportes de las Islas Baleares) conectan con diferentes puntos de la isla y operan desde la Estación Intermodal de la plaza de España de la ciudad de Palma.
    • El Ferrocarril de Sóller es un tren de época que conecta Palma con Sóller.
Icono autobús
  • Autobuses
    • Hay líneas regulares de autobuses a los pueblos y autobuses metropolitanos a cualquier rincón de la ciudad de Palma.
    • Todas las líneas operan desde la Estación Intermodal de Palma.
    • Bus turístico por los lugares más emblemáticos de la ciudad de Palma con billetes de 1 y 2 días.
Icono información práctica
  • Otras formas de moverse
    • Mou-te Bé es un servicio de bicicleta pública para desplazarse por Palma desde la plaza de España.

Actividades

  • Naturaleza
  • Volar en globo: Una aventura entre el cielo y la tierra
Globo aerostático sobrevolando Mallorca
  • Naturaleza
  • Mallorca en helicóptero tour 20
Vista desde un helicóptero
  • Relajarse en la playa
  • Navegar en un tradicional llaüt mallorquín
Llaüt Mallorquín